Y con tan solo un año llegó a vivir a la ciudad más austral del mundo, Puerto Williams. Nació un 26 de abril de 2001 en Temuco y en medio del crudo invierno del año 2002 su padre decide probar suerte y emprender un nuevo camino laboral en Puerto Williams: ciudad que fue fundada y habitada desde sus inicios por la Armada de Chile. 

Patricia Urrutia creció junto a cuatro hermanas, un hermano y los otros niños que eran hijos de marinos. Siempre estuvo cerca de la “familia naval” y fue durante su adolescencia que surge su interés por ingresar a la Institución, querer aprender a navegar y ser parte de las tradiciones navales y sus costumbres, representar y adoptar el estilo de vida.

Su infancia en Puerto Williams está colmada de buenos recuerdos, cuando a pesar de las bajas temperaturas, los vientos y la nieve se reunía a jugar con sus amigos, inventaban historias, corrían y se escondían entre los árboles de lenga tan característicos de esta zona austral. Recuerda con admiración aquellos docentes del colegio Donald Mc Intyre Griffiths de Puerto Williams, Institución en la que obtuvo su primera formación académica y la incentivaron a ingresar a la Escuela de Grumetes, decisión que siempre fue respaldada por su familia.   

“Ahora que formo parte de esta Institución siento una enorme responsabilidad, pues veo la realidad de lo que significa ser marino. Elegí ser litoral porque mi vida siempre se ha desarrollado cerca del mar y siento que esta es una bonita forma de protegerlo. Cumplir mis labores como marinero en la ciudad donde crecí es algo maravilloso. Era algo impensado para mí y ha sido un sueño hecho realidad. La Patricia Urrutia que se fue a estudiar no es la misma que volvió. Siento que he crecido y me he vuelto más consciente de lo que tengo y de mis responsabilidades” reflexiona la marinero Patricia Urrutia.

El año 2021 ingresa a la Escuela de Grumetes, conoce la vida militar, el entrenamiento, la disciplina y valores como el respeto, la lealtad, el honor y la camaradería. Su cercanía con el mar la incitó a elegir la especialidad de Litoral, atraída por la idea de proteger la vida humana en el mar, el medio ambiente acuático, los recursos naturales, fiscalizar las actividades marítimas y coordinar operaciones de rescate entre tantas otras funciones que realizan diariamente.

Actualmente la marinero Urrutia se desempeña en la Capitanía de Puerto de Puerto Williams, en el departamento de Operaciones. En el ámbito personal se siente orgullosa de ser la primera uniformada de su familia y ve como un regalo iniciar su carrera naval junto a su entorno más cercano y amigos en su “querido Puerto Williams”, ciudad que la acogió y vio crecer  durante sus primeros pasos. 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *