Sol Díaz: “No soy más mujer porque sea linda u olorosa

0 Comments

– La autora de “Bicharracas” rompe la fila entre las ilustradoras chilenas; su irreverencia lleva mensaje, a veces música y el camino audiovisual. Vuelve a Punta Arenas, en esta oportunidad, a la Feria del Libro, una mujer magistral que sólo le teme a los lugares comunes.

André Jouffé – revista@fempatagonia.cl

 

Ya ha estado por esta región y no dudó un instante en presentar sus nuevas creaciones a los magallánicos. Mujer interesante, muchos quisieran verla joven y alocada, pero está muy lejos de eso. Sus creaciones van de la mano de la performance, a veces, chocante en una sociedad cartuchona o hipócrita como la nuestra, la música y lo audiovisual. Sol le tiene miedo a los lugares comunes, le aterran; su vida privada “es muy privada”.

Diseñadora Gráfica de la Universidad de Chile y diplomada en Arte mención pintura de la Universidad Católica de Chile, Sol Díaz es autora del libro de humor gráfico “Bicharracas” (2009), cómic que en la actualidad es publicado semanalmente en la Revista M del diario Las Últimas Noticias.

También es autora del libro “¿Cómo ser una mujer elegante?” (2010) de Ril Editores, y del libro de cómic “Sinnada” (2010), una autoedición. En el área de cuentos infantiles, es autora de la colección de mini cuentos ilustrados “Pancha la chancha”, “Rey Maximiliano” y “Carlos cuadrado” (2010) de Editorial Lom.

El 2013 se realizó el lanzamiento del libro “Cómo ser una mujer elegante y de buena familia”, en la Feria del Libro de Santiago. La presentación, que se realizó en el Foro de la Palabra, una gran cúpula instalada en la Estación Mapocho, tuvo como moderadora a Marcela ‘Maliki’ Trujillo, autora de El Diario Íntimo de Maliki 4 Ojos, y se revisaron mediante láminas gigantes algunos de los dibujos que se pueden ver en dicho libro, editado por Ril. Todo esto armonizado por la música guitarreada de Raimundo Santander y una “mujer elegante” que comenzó a danzar semi desnuda al compás de las melodías.

En esta propuesta, la creadora de “La hoja naranja”, “Sin nada”, “Cómo ser una mujer elegante” y “Bicharracas” quiso plasmar sus miedos y, como comentó posteriormente , “vaciar su alma y seguir su camino, su vida”.

Otras publicaciones son el libro de poesía visual “Ronda” (2010), con la poesía de Pablo Carvajal, editado por editorial Ripio; también el texto de folclore infantil “Cachipún” (2011), con los textos de Verónica Herrera por Ril Editores y “Gigantes”, con el texto de Graciela Bialet, editado por Edebé.

Sin dejar nunca de sonreír, a pesar de ese cliché que dicta que el dibujante gráfico es serio y tirado a amargo en la vida real, Sol Díaz Castillo es pura vitalidad y energía. La diseñadora salida de la Universidad de Chile hizo hace un par de años una fugaz visita a Punta Arenas, donde participó del encuentro de diseñadores organizado por Inacap y más tarde, presentó su libro “¿Cómo ser una mujer elegante y de buena familia?”, en la Casa Azul del Arte, donde además, se montó una exposición con una treintena de sus dibujos.

sol diaz 002

También podemos mencionar que es la responsable de las animaciones “Telonio y sus demonios”, parte del bloque de animación “Zumbástico Fantástico” de la productora Sólo por las niñas, y que fue estrenado en Cartoon Network y transmitido por TVN. Finalmente, ha ilustrado en vivo las presentaciones del grupo de jazz andino “La Orquesta del viento”.

Un aspecto que llama la atención dentro de su trabajo, especialmente en este tema de la mujer, es el tratamiento visual. Sol Díaz no teme mostrar a las mujeres desnudas, incluso, cuando firma un libro, dibuja una “teta”. Con la naturalidad de saber que no está haciendo nada malo, manifestó que “son unas ‘pechugas’ nomás, igual de repente salen ‘en pelota’ pero tampoco es que estén mostrando una vagina abierta o algo así, pero que tampoco es para tanto, o sea, es así, se abren (risas). Pero el tema de la desnudez salió un poco porque cuando empecé a sacar a “La mujer elegante…” al principio les hacía ropa o un vestido, pero de a poco me salió dibujarlas ‘en pelota’ y creo que jugando y descubriendo la esencia de esta mujer, me salió sacarle la ropa. Trato de mostrar a la mujer en su estado más primitivo y esencial. Por eso creo que las dibujé así”.

Pese a que los tiempos han cambiado y, supuestamente, hay más apertura de mente, “con una amiga de teatro que se llama Macarena Fuentes, acordamos hacer algo. Yo estaba hablando, leía algunos dibujos, los regalaba y cuando empecé a hablar, ella apareció con las pechugas al aire, con un faldón y fue muy divertido, porque era como tener una ‘mujer elegante’ de verdad, entonces generó algo muy entretenido; nadie se conflictuó si al final son ‘pechugas’, pero sí generó algo entretenido, es un juego como de sacarse cosas, más que mostrar unas tetas por mostrarlas”, afirmó.

Sin embargo, la dibujante ya piensa en su nueva publicación, el tema se agotó un poco. “Ahora no quiero hablar más de la mujer, como que quedé ‘chata’ del tema femenino, ahora quiero temas más universales, mas no jugando con la mujer y el hombre, porque son como temas de identidad en mí, y ahora estoy jugando con cosas más ambiguas”.

 

En los años sesenta se crearon en Francia Hara Kiri y Charlie Hebdo. Tuvieron el mérito de provocar medio siglo, hasta que un bombazo las silenció, momentáneamente, espero. ¿Qué piensas del atentado sufrido por estas publicaciones que combinaban el cómic, el collage y la crónica irreverente? ¿Crees que en Chile existen exaltados capaces de algo semejante?

-Mmm, como está nuestro país en estos tiempos, el nivel de violencia en el que hemos estado inmersos, quizás podamos ser capaces de algo semejante. De todas maneras, creo que el tema de fondo es que hay una delgada línea entre el humor crítico y el uso del humor para la discriminación pura, que creo que a veces se cruza ese límite y deja de ser gracioso simplemente y se vuelve abusivo. Por supuesto que estoy de acuerdo con la libertad de expresión, no es ese el tema, sino más bien el límite que tenemos al hacer humor, hay que tener cuidado con eso pienso, ser crítico realmente requiere de una inteligencia que muchas veces se hace burda.

sol diaz 003

 

-En tus ilustraciones uno se encuentra con el derrumbe de varios mitos: la depilación, el día contra la madre o alusiones a esta festividad comercial. ¿La idea surge en tu cabeza en cualquier momento o hay instancias para pensar?

-Las ideas están todo el tiempo, hay que saber agarrarlas simplemente, o también mantenerse dispuesto a verlas, receptivos. Trato de siempre estar pensando en mis personajes, de esa forma todas las cosas que pienso, siento o simplemente me pasan las voy traduciendo a los dibujos, dependiendo de lo que quiera decir decido con qué personaje trabajar o de qué forma hacerlo.

 

-Comercialmente, ¿cuesta distribuir creaciones como las tuyas fuera del ámbito de la tira que va en las revistas o sitios?

-Yo creo que sí, es difícil ganarse espacios y mantenerlos, me parece que pocos medios invierten en humor, aún no se atreven mucho quizás, pudiendo ser un gran distintivo para sitios y publicaciones. Pero de todas formas creo que hay que moverse, hay que hacerse el ánimo y armarse de valentía, comprender que no hay que quedarse esperando a que te llamen, hay que perderle el miedo al rechazo y hay que jugársela por lo que uno cree no más, cuesta, yo estoy tratando de ejercitarlo cada día un poco más.

 

-¿Creías sinceramente que el Jumbo tan ligado a Paul Schaeffer y Dignidad iban a permitir la venta de “Bicharracas”?

-La verdad es que si vendían “Bicharracas” en el Jumbo, el que no quisieron vender fue el libro de “¿Cómo ser una mujer elegante?” porque salían mujeres desnudas, con las pechugas al aire y cosas así, lo que me parece un gran absurdo, por lo mismo que planteas en tu pregunta e incluso porque habla de lo irónico de nuestra sociedad, mostrando por una parte un sinfín de imágenes de mujeres con poca ropa pero que cumplen con el fin de despertar el deseo masculino, pero si se trata de hablar de reflexiones acerca de lo real de ser mujer, hablado desde las mismas mujeres, eso nos complica y nos da susto.

 

-¿Qué exponentes de tu género podrías nombrar que están en la línea de Sol Díaz?

-Habría que definir la supuesta línea de “Sol Díaz”, la verdad es que puedo hablarte de autores y autoras que son de mi misma generación (más o menos) y que tienen un trabajo interesante y más relacionado con el cómic de autor, como por ejemplo: Marcela Trujillo (Maliki), Malaimagen, Gabriel Garvo, Margarita Valdés, Catalina Bu, No Sofía, Toto Duarte, Karlo Humor, entre muchos, muchos otros!!

 

-Has estado en Magallanes, ¿esperabas algo diferente o una región más dentro de Chile pero con frío, viento y codiciada por los capitales extranjeros por la seguridad de que habrá agua más que en el resto del país a finales de este siglo?

-Uuu, sí, es un gran tema lo del agua! He estado creo que tres veces en Magallanes, de paseo, de gira con La Orquesta del Viento, una banda de jazz andino con la que hacemos música y dibujo en vivo, y también fui invitada por Inacap para hablar de mi trabajo y también hice una exposición de las ilustraciones del libro “¿Cómo ser una mujer elegante y de buena familia?” en Casa Azul, así que conozco un poco el lugar y me encanta, me parece un lugar muy magnético y con mucha identidad e historia, que creo que aún le pertenece.

 

-¿Te dice algo el cómic de Jodorowsky? Él es un partidario del empelotamiento no importa sexo ni edad, partiendo de él mismo. Pero su nudismo aparte de ser bastante egocéntrico, también refleja situaciones de la historia de su vida. En tu creación pienso, hay más de lo ajeno y de lo que ves en el entorno?

-No he leído ningún cómic de Jodorowsky aún (me gustaría hacerlo prontamente), pero sí algunos libros y me gusta su búsqueda y la vuelta que le da a las cosas, aunque a veces no tanto la forma, pero me gusta cómo analiza las cosas y cómo creativamente saca soluciones. Mi trabajo creo que rescata eso del observar y observarse y jugar a dialogar con lo que nos pasa, los porqué, reírnos de esas cosas simples pero que tienen relación con todo. No es autobiográfico porque no me dibujo a mí misma como personaje, pero claramente yo soy todos los personajes que dibujo en algún sentido, soy muy bicharraca, a veces me descubro muy mujer elegante, otras me gusta ser una valiente sinnada y que la vida me parezca más simple, otras soy Josefina con un amado Manuel, etc. De alguna forma busco dentro de mí y lo exteriorizo hablando de un entorno porque finalmente somos expresiones de nuestros contextos, la idea es buscar esas conexiones, entre lo íntimo y lo colectivo.

sol diaz 004

 

-¿Con casi una década de “Bicharracas”, piensas ya en un cambio?

– Tanto tiempo!!??, uf!, desde el 2007 no más! Y claro que sí, siempre se buscan cambios!, esa es la idea, ir renovándose y encontrando nuevos caminos. Es difícil mantener la misma idea y a ésta ir agregándole nuevas cosas, ¿como hacerla crecer conmigo?, son preguntas que mantengo permanentemente. De todas formas voy creando nuevos personajes e historias, me involucro en diferentes proyectos, trato de hacer cosas diferentes, pero también sé que los personajes deben ir cambiando, tal cual cambiamos nosotros.

 

-¿Qué pasó con “La Hoja Naranja”? Tu primer largometraje, llamémoslo así?

La traerás.

La “Hoja Naranja” es una novela gráfica, básicamente, un cómic largo, a diferencia de los cómics de viñetas que parten y terminan en una misma hoja.

Ha sido el libro que más me ha costado hacer, fue un proceso muy diferente, más abstracto y complejo, quería contar una historia más larga, desarrollar un poco más el tema, tuve que meterme en el guión (tema en el cual me ayudó mucho Alfonso Mallo), pensar en ritmos de lectura, etc. El resultado me dejó contenta, no así la difusión quizás, creo que faltó poner más energía a ese tema, pero son cosas que te hacen aprender para el futuro. De todas maneras la llevo conmigo a Punta Arenas!, es un libro que explora una forma de contar diferente, más fantasiosa, con personajes muy divertidos a ratos, pude trabajar los dibujos de una forma diferente, los fondos, las posiciones, etc. y que creo que habla de algo muy importante para todos, que es el descubrirse a uno mismo, de reconocerse y atreverse a ser diferente.

 

Finalmente, ¿hay una tendencia sexual definida en Bicharracas? Pues se lee una crítica social más que a la conducta de mujer u hombre en particular.

En “Bicharracas” hay más que nada una crítica a los roles, a cómo nos quieren hacer ver, a cómo esta sociedad nos ha enseñado a creer que es “ser mujeres” o simplemente cómo debemos “ser”, no soy más ni menos mujer porque sea linda, olorosa, bien portada y use ropa rosada, ni menos linda porque sea morena o sea peluda, tampoco soy mas ni menos hombre porque me guste el fútbol, sea líder y le pegué más fuerte a mi amigo. “Bicharracas” busca criticar la forma en que nos vemos y nos juzgamos, busca darle un sentido más personal y real a lo que somos, buscar nuestra verdadera identidad.